Agricultura Familiar: ¡Algo nuevo se cocina en casa!

 

De camino a casa, a sus poblaciones y veredas, los Herederos Agrosolidarios, regresaron con las mochilas repletas de semillas nativas truequidas y con un gusto de aprendizaje, que sólo lo da el sabor único, comparado a los frutos nativos de la tierra. Los Montes de María, el Volcán Galeras, las bellas montañas de Socotá y el imponente emblemático río Putumayo, desfilaron en las distintas rutas de añoranzas y pensamientos de viaje. Anclado, el compromiso de compartir lo vivido en los talleres de fortalecimiento comunitario con los demás compañeros que en esta oportunidad no asistieron; Hoy ellos ya recogen las experiencias transmitidas en el Segundo Encuentro Nacional y Primero Internacional.
Mientras tanto en Bogotá, en un acto con algunos antecedentes, se reunían cincuenta afamados chefs de Colombia para discutir la gastronomía nuestra, pero sobre todo, para diseñar una estrategia de apoyo a los productores y a los campesinos del país. Han entendido de una vez por todas, que se debe resignificar la labor de las familias que producen alimentos frescos, deliciosos y sin contaminantes. Una expectativa para los siguientes veinte años, donde el compromiso social y de sostenibilidad de los cocineros, se reflejará en cada delicioso plato servido, pero también en las fuentes de sustento de las familias cultivadoras. Muchos de ellos, lo vienen haciendo de forma particular, pero el reto de su alianza, es bastante significativo para el gremio de la Agricultura Familiar.
En “Pacto de Chefs”, de donde emerge el manifiesto “Fogón Colombia”, también está sobre la mesa el tema de Seguridad Alimentaria. Eduardo Martínez, experimentado en la cocina con riquezas autóctonas especialmente del Pacífico, da un paso adelante en la defensa de la despensa alimentaria y la protección del campesino. Propone desde ese Colectivo, generar conciencia y romper con el flagelo de los colombianos que aún mueren de hambre y desnutrición. Justamente en esta afirmación encuentra respaldo, Camilo Montoya uno de los diez Herederos de Socotá, quien cifra el futuro en “La convivencia en paz y en el desarrollo de la ruralidad de Colombia.
Por eso Camilo, a sus once años aventajado en su clase, ya lleva un siglo de historia en su corazón. El teatro, la radio comunitaria, la fotografía, los juegos dinámicos de trabajo en equipo, los talleres de respeto y solidaridad; han sembrado en este niño boyacense de la Provincia de Valderrama, valores, principios y conceptos, que seguramente arrojarán un liderazgo criollo, como las mismas semillas nativas cambiadas con amor y respeto en su recién Encuentro. Su generosidad desbordada me abrió un nuevo espacio en el recuerdo de mi abuelo y de mi padre.
A lo objetivos del Colectivo, también le apunta el barranquillero Harry Sasson, quien dentro de su Programa de RSE, incluye prácticas sustentables con su cadena de productos. Sasson, le da bastante fuerza a los sabores provenientes de cultivos con propósito social, como el caso de los antiguos ilícitos del que ahora compra deliciosos palmitos, la papa proveniente de Ventaquemada Boyacá, los espárragos de cultivo familiar y las habas -en sinigual receta- “salteadas con ajo y cilantro”, rescatadas del anonimato y del remilgue de algunos clientes. Como nuestros reconocidos cocineros, también hay un amplio grupo que destacan la importancia de mejorar condiciones alimentarias de colombianos, que se encuentran en pésima situación económica. Para Camilo, “Es bueno, porque eso hace que los productos producidos por los campesinos sean comercializados e importantes en el país.
Si la cosa cocina como está en la receta de estos expertos de la culinaria, podríamos arrancarle muchos puntos a las estadísticas del hambre y la malnutrición de los colombianos. De paso, este proyecto caminaría por lo menos veinte años por rieles paralelos, con una nueva generación que le apuesta a continuar en el campo, dependiendo del fortalecimiento de políticas públicas, de apoyo de las empresas privadas, de los colectivos como “Fogón Colombia” y de las organizaciones en general. Herederos Agrosolidarios, como un Programa común en propuestas y metas, continua desarrollando siembra de paz en 18 departamentos del país. Y Camilo Montoya por supuesto, con la disposición de recibir “el testigo” para relevar generacionalmente a sus padres y mayores de la Confederación Nacional. Junto a sus demás compañeros, continuarán la carrera de aprender la producción de café, trigo, miel de abeja, panela y hortalizas, propios de esta tierra hermosa de verdes y más verdes. De montañas que tocan el cielo… “Tierra del Sol y la Labranza”
Por, Martha Sofía Medina Cuervo
Comunicadora Social y Periodista
Énfasis en Comunicación y ciudadanía
Especialista en Gerencia del Talento Humano
Especialista en Responsabilidad Social Empresarial

Related posts

2 thoughts on “Agricultura Familiar: ¡Algo nuevo se cocina en casa!

  1. I see your page needs some unique content. Writing manually is time consuming,
    but there is tool for this task. Just search for; Digitalpoilo’s tools

    1. Admin

      ThankI keep it in mind
      Swer y Estar
      Asesores en Responsabilidad Social Empresarial-

Leave a Comment